sábado, 17 de noviembre de 2012

Aquí no ha pasado nada.

Unos días después de la huelga, volvemos otra vez a la "normalidad". Cumbre iberoamericana (donde varios presidentes de países iberoamericanos como Brasil han dicho que lo que está haciendo Rajoy no lleva a nada bueno).
Unos cuantos videos de policías haciendo el cafre circulan por las redes sociales, y como si nada.
Se ven fotografías de farolas encendidas a plena luz del día, para falsear estadísticas a costa de gasto público y como si nada.
Muchos "como si nada".
Pero lo cierto es que las cosas han cambiado. Por ahora yo dejaré de ir a comprar a algunos sitios de gente insolidaria que decidió esquirolear (y aquí pocas excusas caben).
Quizá parezca que no ha pasado nada, pero cada ve está más clara cuál es la realidad. Cada vez hay más pobreza, y con esta palabra -no digo ya "precariedad" o "desempleo", que también-. Cada vez hay más descontento, y cada vez es más patente que no quieren una salida. 
 Parece que no ha pasado nada, pero ya están empezando a adoptar medidas para que dar el pego, a la hora de que parezca que los gobernantes se preocupan de los gobernados-bueno, esto sólo algunos-. A ver qué cláusulas ponen como requisitos para que no te deshaucien en caso de no poder pagar la hipoteca...





sábado, 3 de noviembre de 2012

El péndulo independentista

Parece que el independentismo catalán vuelve a estar en el candelero. Entre todas las movidas que están pasando, con una tasa de paro que supera el 25%, y siendo este 25% un porcentaje maquillado con todos los truquis que Satanás ha ido sugiriendo a los estadistas gubernamentales -con lo que la tasa real de paro se antoja presumiblemente mayor-, el tiempo que le dan los telediarios y la importancia que se otorga al asunto de que Cataluña quiera irse de españa.

Podría hacer humor inteligente, o buscar chistes fáciles, así que optando por la segunda opción, diré que quien haya visto la saga de la Guerra de las Galaxias se imaginará la que se puede armar cuando hay separatistas. Al margen de las Guerras Clon, y los paralelismos obvios y facilones, esta vez Jordi Pujol iría con los otros.

Como decía, con la cantidad de problemas que hoy en día tenemos los jóvenes, y los que tienen los mayores, la sociedad en general, y la necesidad acuciante que hay hoy en día de reflexionar sobre términos que se dan por hechos, como "libertad", "igualdad", "derecho" y cosas de esas sobre las que acaban asentándose los sistemas de valores que tenemos.

En definitiva, después de unos años sin oir apenas hablar de la independencia de Cataluña, ahora vuelve otra vez a la palestra, como un péndulo, aunque no va a cambiar en absoluto ningún aspecto de la vida diaria de la gente como yo. Y sé que esto no es más que una opinión personal, pero a mi, es que este asunto me la pendula por tiempos*.



*La corrección política en un momento en que vemos peligrar las expectativas de un futuro medianamente estable, es un lujo.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Filípicas

"Si se hubiera propuesto como tema de discusión, varones atenienses, una cuestión nueva, me contendría hasta que hubieran manifestado su opinión la mayoría de los que suelen hacerlo; y si me gustase algo de lo dicho por éstos, permanecería en silencio, y caso de que no, entonces yo mismo intentaría exponer mi propio punto de vista; pero toda vez que resulta que se están examinando también ahora asuntos sobre los que muchas veces antes han hablado, creo que, aunque me levante yo el primero, puedo razonablemente lograr vuestra comprensión; porque si desde el principio en el pasado éstos hubiesen dado los debidos consejos, en absoluto os veríais obligados ahora a deliberar."



Así empieza la Primera Filípica, donde Demóstenes, considerado el mejor orador de la historia (incluso mejor que Zapatero), instaría a los Varones Atenienses (jo ándres azenaioi, creo recordar de las sufridas clases de griego en que un señor se defendía por haber matado al querido de su mujer, con un discurso escrito por Lisias, un grande de la oratoria judicial, o como se llame ese género) a ir a la guerra contra Filipo.

Atenas era una "ciudad libre", y lo que menos querían los varones atenienses (una democracia en que el derecho a estar en una asamblea te lo daba el falo) era tener un rey. 

La respuesta a Demóstenes no se hizo esperar, y se fueron a defender el paso de las termópilas, como en 300, pero en lugar de un rey al cual no temen por su látigo, sino por su "poder divino" -si Rajoy lo reconociera, a lo mejor podría recortar más a sus esclavos (nosotros), y ante una eventual manifestación, "tantas pelotas de goma que no se verá el sol"-, tenían al papá de Alejandro Magno, que les hizo la envolvente y siguió avanzando.
El final de la historia lo conocemos, rescate europeo, economía de mercado, etc. Pero los demóstenes de hoy están muy ocupados jugando a los sims o viendo sálvame.

martes, 25 de septiembre de 2012

Abejitas

     Hoy (ayer), un montón de antidisturbios, que en el fondo son personas, que sangran si se pinchan, se queman con la puerta del horno, y pueden hasta ser susceptibles de tener gatillazos, han rodeado el congreso de los diputados y las diputadas -no voy a abandonar lo políticamente correcto a estas horas-, para evitar que otro puñado de gente, que también sangra, como se ve en las fotos, lo rodeara a su manera. O lo asaltara, o qué sé yo. La confusión ha sido mucha, en parte porque cada cual pudo convocar eso con una idea diferente, en parte porque ha habido circulando noticias contradictorias, incluso a veces falaces sobre la convocatoria.

     Los antidisturbios, como laboriosas abejitas, han repartido cera cuando se les ha ordenado. Aunque no he contrastado la noticia, por lo que pudiera ser más falaz que cualquier bulo difundido por Interior (el ministerio de Interior, nada metafísico), un dirigente del SUP, que no es la abejita reina, ha dicho, con otras palabras, que olé, que a repartir canela sin identificarse (porque los de enfrente son violentos). 

     Ha habido multitud de cosas raras todos estos días por Madrid, pero es que el mundo parece que se está volviendo loco. Detenciones, redadas, identificaciones... ¿Esto no era una democracia? ¿Eso no quería decir buen rollo y vivir bien? Jobar. Voy a denunciar a los profesores que me dieron esos temas en el colegio (y eso que no tuve Educación para la Ciudadanía).

jueves, 6 de septiembre de 2012

Políticamente correcto

Nunca invitaría a Esperanza Aguirre a mi fiesta de cumpleaños, a no ser que por alguna extraña circunstancia necesitase privatizarla. Parece que Esperanza podría estar mustia, como Cristiano Ronaldo. Unos estudiantes y profesores, en un acto donde se supone que iba a aparecer, y a los cuales decepcionó anulando su asistencia en el último momento, le pusieron en una pancarta "Esperanza no te vayas, muérete". Esperanza, que es una superviviente nata, pues se escandaliza ante ese tipo de cosas. Una mujer llena de vitalidad, a la cual sueltan frases "necrófilas" (por respetar la forma esperanzil de decirlo, que para mí un lema necrófilo hubiera sido "fóllate un muerto").  
El caso, ya que estamos, y como todo se pega menos la hermosura, Esperanza Aguirre utiliza ese mismo lenguaje necrófilo con "los arquitectos" y sale también en los mass media. Vaya, el Karma. Mejor así, porque si no, uno acaba reencarnándose en pequeños animales peludos, y así es imposible privatizar el bosque.
No haré ningún análisis de las noticias. Esta es la salida fácil. Podría hablar del servilismo político de quienes condenaron las formas, o de la hipocresía de quienes hablan de libertad de expresión cuando no se meten con ellos... pero los hechos lo relatan mucho mejor que yo. 
Las disculpas consternadas de Esperanza Aguirre por televisión han sido mucho mejor que ver Next. ¿Dónde va a parar? ¿Aún tiene credibilidad Espe?
Desgraciadamente, incluso en política, la Esperanza es lo último que se pierde. Aunque ya nos queda poco que perder.

lunes, 13 de agosto de 2012

El eterno retorno

No me digan que no es un buen título para la la primera entrada en el blog tras tanto tiempo -en realidad poco- sin pasarme por estos páramos.

Estaba yo tan tranquilo haciendo zaping de ese de estar tirado en el sofá, cuando algo me llamó la atención. Un documental de la BBC sobre física, de explicar el universo y el Big Bang, y los átomos y esas cosas raras que hay por el mundo. En concreto hablaban de nuevas teorías -no demostradas- sobre el origen del universo. Un señor muy guay, que antaño defendía que el Big Bang fue la primerísima cosa que ocurrió y que antes de ese acontecimiento no existía el tiempo, por lo que la misma formulación de "antes" carecería de sentido, ahora decía que cuando el universo se acabe, y todo este hecho a base de fotones, que a la sazón no tienen masa, y según ese hombre, no pueden "albergar tiempo", podrá darse otro Big Bang, y así resolvemos el problema, con una postura filosófica de un ciclo de creación y muerte más o menos lenta (miles de millones de años es poco, en la escala del universo, así que nadie tiene derecho a decirme que tardo en actualizar esto).

Al margen de la postura filosófica que se esconde detrás y la indemostrabilidad de esos supuestos (salía un señor en un pueblo de Wisconsin, creo recordar con un laser de cuatro kilómetros para buscar ondas gravitacionales del Big Bang, con una máquina que detecta hasta cuando pasa el tren a ocho kilómetros, o sea que a lo mejor en lugar de restos del Big Bang, detectan los movimientos de dinero del caso Malaya, un baile de King África, que Júpiter se alinea con Carmen de Mairena, o algo así)... como decía, al margen de la postura filosófica subyacente, y de su indemostrabilidad, creo firmemente que la idea del eterno retorno es muy buena, pero me fastidia que el documental le atribuyera nada a ese físico... y no hiciera mención a que es una postura filosófica, y no extrictamente "científica". Aunque la gente que ve documentales tenga un cierto nivel, el cómo hacían las animaciones y la redacción, dan a entender que era más divulgativo que otra cosa, que está hecho para gente que a veces lee el horóscopo en el periódico y se lo cree, por lo que probablemente más de uno, ahora piense que la ciencia avala esa ciclicidad en el universo.

Esto del universo cíclico, o que empezara en algún momento (si es que eso tiene sentido), da lugar a los desvaríos más interesantes. Me explico: Creo que la gente, llegados a este punto, cree lo que quiere creer, y a todo el mundo le parece bien la idea que tiene. Los religiosos dirán que Dios puso la chispita, o que hizo el Big Bang ese de marras (no vamos a hablar de los que creen que lo que pone en la biblia vale más que las hipótesis que maneja hoy día la física, ehh). Los ateos dirán que todo empezó ahí. Entonces los religiosos preguntan ¿Y quién puso la chispa? Y entonces los ateos diremos "¿Y quién puso a Dios? Convirtiéndonos entonces en unos besugos que en lugar de comunicarse sólo dicen lo que piensan. Una y otra vez. El eterno retorno.




lunes, 9 de julio de 2012

Don Juan

La expresión "ser un donjuán" para mi ha cambiado radicalmente. Antes, iluso de mi, creía que era un ligoncete (yo no, el donjuán de turno), un alguien que se dedicaba a llevar a inocentes damiselas por los malos caminos de la vida, o los buenos, quién sabe.
Y de caminos va "Las enseñanzas de don Juan", de Carlos Castaneda. Yo que abría un libro para ver cómo me enseñaban a perfeccionar mis técnicas de ligoteo (nivel medio, como el Inglés del curriculum), y resulta que es un libro más o menos antropológico sobre un chamán que se llamaba Juan, y por respeto, le llaman don Juan. 
Resulta que Carlos Castaneda se va al México profundo a drogarse, vamos, que podría haberse ido a Ibiza, con algún colega experimentado.
Otra interpretación, que aunque sea más aburrida hay que tenerla en cuenta, es que este señor, Carlos Castaneda, va a aprender cosas de don Juan, el Chamán. Teniendo en cuenta esta interpretación, don Carlos Castaneda se comporta como un tertuliano del Sálvame, intentando esclarecer, a base de preguntas inquisitivas y torpes, la relación de don Juan con las drogas (esto no debe tomarse como insinuación de nada, ojo).
El caso es que va probando diferentes alucinógenos, mientras don Juan, que no ve las drogas como ningún juguete recreativo, le intenta, casi infructuosamente, enseñar. 
Al final no aprendes a ligar, pero sí que no debes hacer turismo de drogas, y que los alucinógenos no son juguetes.