sábado, 17 de noviembre de 2012

Aquí no ha pasado nada.

Unos días después de la huelga, volvemos otra vez a la "normalidad". Cumbre iberoamericana (donde varios presidentes de países iberoamericanos como Brasil han dicho que lo que está haciendo Rajoy no lleva a nada bueno).
Unos cuantos videos de policías haciendo el cafre circulan por las redes sociales, y como si nada.
Se ven fotografías de farolas encendidas a plena luz del día, para falsear estadísticas a costa de gasto público y como si nada.
Muchos "como si nada".
Pero lo cierto es que las cosas han cambiado. Por ahora yo dejaré de ir a comprar a algunos sitios de gente insolidaria que decidió esquirolear (y aquí pocas excusas caben).
Quizá parezca que no ha pasado nada, pero cada ve está más clara cuál es la realidad. Cada vez hay más pobreza, y con esta palabra -no digo ya "precariedad" o "desempleo", que también-. Cada vez hay más descontento, y cada vez es más patente que no quieren una salida. 
 Parece que no ha pasado nada, pero ya están empezando a adoptar medidas para que dar el pego, a la hora de que parezca que los gobernantes se preocupan de los gobernados-bueno, esto sólo algunos-. A ver qué cláusulas ponen como requisitos para que no te deshaucien en caso de no poder pagar la hipoteca...





No hay comentarios:

Publicar un comentario