sábado, 17 de noviembre de 2012

Aquí no ha pasado nada.

Unos días después de la huelga, volvemos otra vez a la "normalidad". Cumbre iberoamericana (donde varios presidentes de países iberoamericanos como Brasil han dicho que lo que está haciendo Rajoy no lleva a nada bueno).
Unos cuantos videos de policías haciendo el cafre circulan por las redes sociales, y como si nada.
Se ven fotografías de farolas encendidas a plena luz del día, para falsear estadísticas a costa de gasto público y como si nada.
Muchos "como si nada".
Pero lo cierto es que las cosas han cambiado. Por ahora yo dejaré de ir a comprar a algunos sitios de gente insolidaria que decidió esquirolear (y aquí pocas excusas caben).
Quizá parezca que no ha pasado nada, pero cada ve está más clara cuál es la realidad. Cada vez hay más pobreza, y con esta palabra -no digo ya "precariedad" o "desempleo", que también-. Cada vez hay más descontento, y cada vez es más patente que no quieren una salida. 
 Parece que no ha pasado nada, pero ya están empezando a adoptar medidas para que dar el pego, a la hora de que parezca que los gobernantes se preocupan de los gobernados-bueno, esto sólo algunos-. A ver qué cláusulas ponen como requisitos para que no te deshaucien en caso de no poder pagar la hipoteca...





sábado, 3 de noviembre de 2012

El péndulo independentista

Parece que el independentismo catalán vuelve a estar en el candelero. Entre todas las movidas que están pasando, con una tasa de paro que supera el 25%, y siendo este 25% un porcentaje maquillado con todos los truquis que Satanás ha ido sugiriendo a los estadistas gubernamentales -con lo que la tasa real de paro se antoja presumiblemente mayor-, el tiempo que le dan los telediarios y la importancia que se otorga al asunto de que Cataluña quiera irse de españa.

Podría hacer humor inteligente, o buscar chistes fáciles, así que optando por la segunda opción, diré que quien haya visto la saga de la Guerra de las Galaxias se imaginará la que se puede armar cuando hay separatistas. Al margen de las Guerras Clon, y los paralelismos obvios y facilones, esta vez Jordi Pujol iría con los otros.

Como decía, con la cantidad de problemas que hoy en día tenemos los jóvenes, y los que tienen los mayores, la sociedad en general, y la necesidad acuciante que hay hoy en día de reflexionar sobre términos que se dan por hechos, como "libertad", "igualdad", "derecho" y cosas de esas sobre las que acaban asentándose los sistemas de valores que tenemos.

En definitiva, después de unos años sin oir apenas hablar de la independencia de Cataluña, ahora vuelve otra vez a la palestra, como un péndulo, aunque no va a cambiar en absoluto ningún aspecto de la vida diaria de la gente como yo. Y sé que esto no es más que una opinión personal, pero a mi, es que este asunto me la pendula por tiempos*.



*La corrección política en un momento en que vemos peligrar las expectativas de un futuro medianamente estable, es un lujo.